Máquina de hacer pobres

Es lamentable observar cómo diversos sectores buscan deslegitimar con encono el triunfo de Danilo Medina, cuando el país lo que necesita es poner fin a las querellas electorales y entender que uno de los retos del legitimo presidente electo Medina es enfrentar la "Máquina de hacer pobres". ¿Qué es eso? Es la forma en que funciona el mercado de trabajo, el cual es afectado tanto por la calidad de las políticas sociales (educación y salud) como por las económicas (sectores que deben estimularse para la creación de más empleos de calidad).

La capacidad de absorción que tiene el mercado de trabajo habla de la capacidad de incorporación de las personas a la sociedad. Una sociedad que posee un mercado de trabajo incapaz de ofrecer oportunidades de movilidad social a sus miembros y que no garantiza un empleo a los y las jóvenes que buscan trabajo por primera vez, provocará la perpetuación de la pobreza y la exclusión. El mercado de trabajo es la institución más importante para la reducción de la pobreza y la exclusión de manera duradera.

En “Equidad, Desarrollo y Ciudadanía”, la CEPAL lo demuestra al sostener que el mercado de trabajo: 1) es la principal fuente de ingresos de los hogares, lo que permite la adquisición de bienes y servicios que hacen posible a sus miembros aspirar a un nivel de vida acorde con sus patrones culturales, 2) cuando este se desempeña en el ámbito formal, permite participar en sistemas de seguridad social orientados a que el trabajador y su familia hagan frente a imprevistos y tengan una vida digna cuando se jubilan, 3) como espacio de trabajo ofrece posibilidades de expresión y desarrollo de capacidades individuales, y 4) el acceso a un empleo representa para las personas el canal de inserción en el esfuerzo conjunto de creación de riqueza económica y cultural, haciéndolas partícipes de un proyecto colectivo. Estos factores refuerzan su identidad con los valores que la sociedad propugna.


La rigidez de nuestro mercado de trabajo se observa en dos niveles: 1) las posibilidades de acceso a empleo de calidad y bien remunerados que poseen los más pobres son muy reducidas debido al escaso nivel de desarrollo de sus capacidades que la sociedad le provee y 2) hay inequidades según las características de la fuerza laboral: mujeres, jóvenes de ambos sexos, y las personas provenientes de hogares pobres y residentes en zonas rurales tienden a recibir menos remuneración y tienen menor posibilidad de movilidad ocupacional.

En el mercado de trabajo influyen la calidad de la educación, el estado de salud de la población, la calidad de las instituciones y el acento en el desarrollo económico con rostro humano. La propuesta del presidente electo Medina lo reconoce. Por lo tanto sus funcionarios deberán definir políticas para que el mercado de trabajo dominicano no sea una institución que ofrece pocas posibilidades para la movilidad social. Este es uno de los retos del nuevo gobierno.

Ramón Tejada Holguín
Perspectiva Ciudadana
El Caribe
29 mayo 2012

1 comentario:

  1. Anónimo12:47 a. m.

    La problemática del acceso que tiene la población de escasos recursos a un trabajo decente y de calidad es sólo un reflejo de la escasa movilidad o, lo que es lo mismo, la mayor segregación social derivada del sistema educativo, el cual profundiza las inequidades económicas y sociales preexistentes. Las personas de bajos niveles de ingreso, estudian con sus pares, sin posibilidad alguna de construir redes y generar capital social. Es lamentable ver cómo se reproduce la desigual distribución de poder en la sociedad.
    Karina Ruiz

    ResponderEliminar