Mi buen amigo Pancho me cita en televisión, radio y un artículo. Le doy las gracias y lo cito en mi Blog


Francisco Álvarez Valdez, Pancho, sostiene que como describo que podría realizarse el voto en unas primarias organizadas por la JCE, con el padrón de la JCE y simultáneas, se estaría "vulnerando la norma constitucional" del voto secreto, "pues el bien jurídico protegido es la libertad del voto".

Debemos hacer un rodeo, para entender bien este asunto.

La Constitución de la República en su articulo 208 dice: "Ejercicio del sufragio. Es un derecho y un deber de ciudadanas y ciudadanos el ejercicio del sufragio para elegir a las autoridades de gobierno y para participar en referendos. El voto es personal, libre, directo y secreto. Nadie puede ser obligado o coaccionado, bajo ningún pretexto, en el ejercicio de su derecho al sufragio ni a revelar su voto."

Mi amigo Pancho reconoce que ese artículo de la Constitución se refiere muy claramente a "sufragio para elegir a las autoridades de gobierno y para participar en referendos". Pero, según él si una persona entra a un recinto de votación dónde se celebrarán las primarias de varios partidos, y pide votar en las primarias de uno de esos partidos se estaría  "vulnerando la norma constitucional".

Es un argumento un poco difícil de asumir, es como decir, sé que esto se refiere a aquello, pero esto es lo que yo creo. Desconcertante, ¿verdad?

Estos argumentos se caen por su propio peso. La Constitución es más clara que el agua purificada, se refiere al "voto para elegir autoridades del gobierno". Además, nadie sabe por quién va a votar la persona en las primarias, se sabe que votará en la boleta de un partido, no por quién votará. Así que lo secreto del voto se mantiene. No hay voto por partido en las primarias.

Si mi buen hermano Pancho tuviera razón, los noticiarios estarían violando la Constitución, cuando en televisión presentan a las personas haciendo filas para votar en las primarias cerradas de un partido. Están mostrando que son votantes de ese partido. Todo mundo está viendo que esas personas están haciendo filas para votar en las primarias de ese partido.

En una conversación interesante que sostuvimos por twitter, mi hermano Pancho, me dice: "Si soy apartidista, tengo derecho a que no se sepa por cuál partido estoy votando". Pancho, hermano, eso va en contra de la filosofía de las primarias y de lo que se busca con las primarias. Si eres apartidista, debes dejar que quienes no tengan inconvenientes en ser votantes de un partido sean los que vayan a votar por las candidaturas de ese partido. Disfruta la playa o ponte de observador electoral, pero como apartidista no pretendas votar en las primarias de un partido, ¿me entiendes? Es un oxímoron decir que un apartidista vota en las primarias de un partido

En las ciencias políticas las primarias se definen como una elección en la cual los simpatizantes y votantes seleccionan al candidato o candidata que el partido presentará a una elección posterior. Como vemos considerar que unas primarias abiertas violan la norma constitucional del voto secreto para elegir autoridades del gobierno y para participar en referendos es inaplicable al caso de primarias.

En el transcurso del debate, mi buen amigo Pancho, sostuvo que, bueno, quizás no viola la norma constitucional, pero que viola el artículo 42 del proyecto de Ley de partido que fue aprobado en el Senado.

Parece que mi amigo Pancho anda en busca de argumentos para oponerse a raja tabla a las primarias simultáneas, organizadas por la JCE y con el padrón de esta. Está en su derecho de aferrarse a cualquier idea para oponerse. Lo malo es que tampoco en este caso tiene razón.

Presten atención al artículo 42 del Proyecto de Ley aprobado en el Senado:

Artículo 42.- Organización de primarias.  Todos los partidos políticos, agrupaciones y movimientos políticos procederán en forma obligatoria a seleccionar sus candidatos a cargos de elección popular, mediante elecciones primarias abiertas, y simultáneas, en todo el territorio nacional, en un solo acto electivo, con voto secreto”.

Noten que en él se desea preservar el voto secreto por los candidatos y candidatas a las candidaturas, no se trata de preservar en cuál boleta, de cuál partido usted votará. No dice que no se debe saber en cuál boleta votará el votante, mi hermano Pancho, se dice que el voto es secreto, y el voto no será por partido, sino por los candidatos a las candidaturas dentro de los partidos

A mi amigo Pancho y a mí nos hermanan el haber sido observadores electorales y ambos en algún momento haber dirigido Participación Ciudadana. Por eso me sorprende que me haya dicho que: "Si soy apartidista, tengo derecho a que no se sepa por cuál partido estoy votando". 

No, querido, si eres apartidista y además observador electoral no tienes nada que buscar en unas primarias, esas cosas son para los partidistas y los que tienen preferencias electorales.

Tú elegiste ser observador y conservar tu apartidismo, así que espera que cada partido elija sus candidaturas, y luego haz uso de tu derecho al voto secreto.

En las primarias, podrías ser buen observador y solo observador, que las primarias son cosas para partidistas.

-->
Ramón Tejada Holguín
Miércoles 2 de mayo de 2018


--> -->

¿2 mil 582 millones de pesos más?

El año 2016 fue un año electoral, el presupuesto de la Junta Central Electoral (JCE) fue de 7 mil 760 millones 900 mil pesos. Ese dinero lo debía invertir la JCE en todo el año, en sus actividades normales del registro civil, en el pago de todo el personal de toda la JCE durante el año 2016, también debía organizar un proceso electoral que incluía tres niveles electorales (presidenciales, congresuales y municipales).

Según declaraciones a la prensa de la propia JCE en ese 2016, de esos 7 mil 760 millones 900 mil pesos, cerca de 3 mil 100 millones de pesos fueron dedicados a la organización del proceso electoral. 

Es obvio que debía destinar una partida a promover la participación de la gente en el proceso electoral, localizar y capacitar a las personas que trabajarían en las mesas electorales, imprimir las boletas de los tres niveles de elecciones con los más de 20 partidos participantes, organizar la logística del día de las elecciones, entre otras muchas actividades extraordinarias. Según la prensa para eso se le dio 3 mil 100 millones de pesos. 

Ayer, lunes 25 de abril de 2018, el presidente de la JCE dijo que organizar unas primarias simultáneas tenía un costo de 5 mil 682 millones de pesos. Quedé estupefacto. 

Si durante todo un año electoral la JCE gasta en el proceso electoral 3 mil 100 millones de pesos, cómo puede ser que organizar unas primarias cuesten casi el doble que el proceso de todo el año. Sí, según el Presidente de la JCE organizar las primarias simultáneas de los partidos cuesta 2 mil 582 millones de pesos más que organizar las elecciones de 2016.

Eso es imposible, organizar un proceso electoral es mucho más complejo y dura mucho más tiempo y de hecho en las primarias simultáneas el único papel de la JCE es organizar el día de la votación, tener listo el padrón y supervisar las votaciones de ese día. Las precampañas, las campañas para que la gente se motive y vote e incluso el personal que trabajaría en las mesas de los partidos corre por cuentas de ellos mismos.Esas cuentas no cuadran, señor presidente de la JCE. 

Por lógica organizar las primarias simultáneas debe costar menos de un cuarto de lo que cuesta el proceso electoral

Ramón Tejada Holguín
26 abril 2018


.Pinche aquí para leer la nota de la JCE en 2016

Pinche aquí para leer las declaraciones del presidente de la JCE el 25 de abril de 2018