Un presupuesto realista que coloca a la economía al servicio de la gente y no viceversa


-->
El Director de Presupuesto Luis Reyes, ha sido bien claro, la Ley General de Presupuesto del Estado Dominicano para el 2019, fue elaborada teniendo como norte la necesidad de mantener la estabilidad fiscal y macroeconómica de la nación, que sea un instrumento de desarrollo pero que refleje correctamente el nivel de  los ingresos del estado, sin dejar de atender las necesidades básicas de la ciudadanía dominicana.

Sin lugar a dudas es un presupuesto ajustado a la capacidad de pago del Estado Dominicano, además busca fortalecer el clima favorable a la inversión, tanto nacional como extranjera, que existe en el país.

No se debe olvidar que todo presupuesto de todo país se ve afectado por diversas variables externas. Formular un presupuesto realista no es cuestión voluntarista de gente que dice, ahora voy a bajar los precios de los hidrocarburos o de los artículos de primera necesidad sin tomar en cuenta los ingresos reales del estado y la situación externa que condiciona cualquier presupuesto. Esas promesas son pura demagogia.

¿Cuáles son las situaciones externas que se deben tomar en cuenta para elaborar un presupuesto realista y que tenga la economía al servicio de la gente y no viceversa, y sin demagogia?

Primero, se prevé que nuestros principales socios comerciales, Estados Unidos y la Unión Europea, van a crecer a una tasa menor que años anteriores; lo que puede afectar nuestro intercambio comercial con ellos.

En segundo lugar, los precios internacionales del petróleo se ha ido incrementando, para el presupuesto del 2018 se había contemplado que el barril costaría 49 dólares promedio, hoy está a 72, para el próximo año se prevé que se mantendrán en ese rango o, tal vez, ligeramente más alto. Si bien, se ha estado trabajando para depender menos de los derivados del petróleo en el plano de la generación eléctrica, tanto que al 2016 solo el 29.9% de la energía se producía con derivados del petróleo y cuando se enciendan las plantas de Punta Catalina esta dependencia será mucho menor. Pero, en términos de transporte, los precios del petróleo tendrán impacto en el país indudablemente.

En tercer lugar,  el aumento de las tasas de interés de la Reserva Federal de los Estados Unidos (que es como quien dice su Banco Central) no golpean de manera directa el pago de los intereses de la deuda porque nosotros tenemos contratado un 87 % de la deuda del gobierno a tasa fija; pero hay unas implicaciones, en la medida que la tasa de interés en los EE.UU. aumenten eso puede provocar salida de capitales, y la reacción que pueden tener las autoridades monetarias es de ajustar las tasas de interés locales y eso podría tener efecto en términos del crecimiento y el empleo.
Ante esa situación el gobierno dominicano hace los ajustes correspondientes para afrontarla y lo hace con el sentido de responsabilidad que siempre ha sido su norte, sin demagogia y con claridad.

Las medidas que se propone tomar frente a este panorama internacional son:

Racionalizar y mejorar el gasto como viene haciéndolo, esta vez reduciendo aun más gastos prescindibles y reasignando a renglones imprescindibles como está haciendo en este momento, que ha decidido reasignar entre 12 mil y 20 mil millones para el manejo del déficit eléctrico, visto el imprevisto ocurrido con las plantas de ciclo combinado de AES Andrés.

El gobierno seguirá reduciendo la deuda social acumulada de forma tal que casi la mitad del presupuesto del 2019, un 45% para se exactos, está concentrado en servicios sociales: o sea para educación, para salud a través de SENASA y el Ministerio de Salud Pública y otras instituciones, para reducción de la pobreza a través de sus diversos mecanismos, 45% del presupuesto destinado a la ciudadanía.

En tercer lugar, seguirá reduciendo el déficit fiscal, atacando el problema de la brecha financiera que tenemos.  Se es consciente de que es necesario alcanzar un punto en el cual la deuda comience a disminuir como proporción del PIB; el presupuesto de 2019 disminuirá significativamente el déficit fiscal en punto cinco por ciento del PIB. Se busca que pase de 2.2 por ciento al 1.7 por ciento del PIB.  Monto que pocos países se han planteado en ausencia de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Se ha afirmado que la deuda aumentará en 2019 en más de 4 mil millones de dólares, pero eso es una confusión, o tal vez no es una confusión y alguien se quiere hacer el confuso y decirlo, el incremento NETO de la deuda será de 1,700 millones de dólares, porque una parte del financiamiento previsto, de esos 4 mil millones de dólares será para pagar vencimientos. Cuando se calcula lo que se va a pagar en intereses y amortizaciones, que son 86 mil millones de pesos, de los cuatro mil millones, quedarían dos mil doscientos millones.  En términos netos aportaría setenta y cinco mil millones, que es la diferencia entre ingresos y gastos que tiene el Gobierno. Se tomaría prestado 75 mil millones de pesos para cubrir el déficit, y ese es el incremento real de la deuda, setenta y  cinco mil millones de pesos, que es el equivalente a  mil setecientos millones de dólares.
 
Si se baja el déficit fiscal a menos de un 1.7% del PIB, o se lleva a cero el déficit fiscal del gobierno central, como ha sido propuesto por algunos sectores de manera demagógica, se tendría que disminuir la inversión pública de 121 mil millones de pesos a 40 ó 50 mil millones de pesos, o eliminar el 4% del PIB a Educación, lo que de ninguna manera beneficiaría al país.

De modo que, el Gobierno eligió seguir un camino distinto a lo sugerido, o sea ir cerrando la brecha financiera al mismo tiempo que se va reduciendo la deuda social acumulada durante décadas con los sectores más vulnerables de nuestra nación.

Ramón Tejada Holguín
Lunes 15 Octubre 2018
Podcast por la @Super7FM

Lloviendo sobre mojado: las primarías abiertas son la forma más democrática de elegir candidaturas y es constitucional su aplicación


-->
Ahora que los  partidos tienen un plazo perentorio para decir cómo van a elegir sus candidaturas, es bueno hablar de las bondades de las primarias abiertas, algo así como “lloviendo sobre mojado”.

Las primarias los procesos partidarios en los que las bases y simpatizantes de los partidos votan por las candidaturas a cargos electivos.

Las primarias no son procesos internos para elegir a los presidentes de los partidos ni cualquier otro cargo de dirigentes partidarios.

En las primarias abiertas votan las personas inscritas en el padrón electoral que deciden voluntariamente  votar en las elecciones para elegir las candidaturas a cargos electivos dentro de un partido y solo dentro de ese partido. En las cerradas solo pueden votar los militantes de los partidos, según su padrón elaborado por el propio partido.

Las primarias abiertas son más democráticas y fortalecen más a los partidos que las cerradas y en especial cuando se hacen de manera simultáneas. 

Simultáneas significa que todos los partidos realizan sus primarias el mismo día, organizadas por y con el padrón de la Junta Central Electoral, o incluso unos la pueden realizar abiertas y otros cerradas.

Se ha dicho que el problema de las primarias abiertas es que uno puede votar en los partidos que desee y por eso esa modalidad permite que un partido interfiera en las cuestiones de otros partidos.

Eso es una falsedad. Uno puede votar en el partido que desee, pero en un solo partido. La Junta Central Electoral puede y debe usar todos sus mecanismos para evitar el voto doble, con lo cual se ha avanzado mucho en el país, son "castilladas".

Veamos algunas ventajas de primarias abierta y simultáneas:

A) Si todos los partidos la hacen al mismo tiempo, usted se evita el transfuguismo. Ya que todas las candidaturas se eligen simultáneamente en todos los partidos, usted no tiene chance de participar en unas primarias, perder y luego negociar con otro partido su candidatura, como hacen muchos castillos.

B) Ni los dirigentes ni los militantes de un partido podrán influir en las primarias de los demás partidos. Como son simultáneas y cada persona puede votar solo en un partido, nadie destinaría un contingente de sus militantes para que voten en otro partido, ya que esos serían votos que perdería el dirigente del partido. Obvio, ¿no?

C) Se reduce el clientelismo y el impacto del dinero. Porque es más fácil comprar y ofrecer villas y castillos a un pequeño conglomerado, o sea, solo a los militantes del partido, que ofrecérselas a todo el conjunto de la ciudadanía que puede elegir votar al partido de su simpatía por el dirigente de su agrado.
 
D. Pueden servir para tener un mejor padrón interno. Como cada votante solo puede votar en la boleta de un partido, y pide esa boleta del partido de su preferencia para votar, los miembros de cada partido participante del proceso toman sus datos como votantes de ese partido.

Y, si así lo desean, la persona y el partido, pueden establecer relaciones posteriores que le permitan al votante ganar la categoría de militante, y poder entonces votar en las elecciones internas e incluso poder ser candidato en unas próximas elecciones.

Es falso que las primarias abiertas y simultáneas debilitan a los partidos. Porque el partido decide quiénes pueden ser los candidatos y candidatas a cargos electivos. Además, En la ley de partidos se establece que para uno ser candidato a un cargo electivo debe tener un mínimo de años de militancia partidaria. Lo importante es que el candidato tenga la visión del partido, tenga el sentido de sociedad que el partido desea construir, y la gente y los simpatizantes voten por el por esa razón. Por tanto, esto estimularía a las personas a participar y a ser miembros de los partidos, para lograr cargos electivos y luego los partidos no se debilitan.
 
Como en las primarias abiertas y simultáneas todo el que simpatice por un partido puede votar por el candidato o candidata preferido o preferida, se puede decir que las primarias abiertas y simultáneas permiten que los partidos amplíen sus bases de apoyo y que los candidatos sean aquellos con mayores niveles de popularidad real.  Esto da más legitimidad a los candidatos.

Hay otro "temita" que han dicho sobre esto, la constitucionalidad o no de las primarias.


El artículo 216 de la Constitución de 2010 dice que la organización de los partidos es libre, y agrega: “Su conformación y funcionamiento deben sustentarse en el respeto de la democracia interna y a la transparencia, de conformidad con la ley.” Las primarias simultáneas, con el padrón de la JCE, dan mayor transparencia, respetan la democracia interna, y ya está en la ley.

La Constitución dice “de conformidad con la ley”, es decir, que reconoce que la ley puede reglamentar y regular a los partidos políticos.

Pero, se habla de que hay una sentencia de la Suprema Corte de Justicia contra las primarias abiertas que el Tribunal Constitucional, el Congreso y todas las instituciones deben respetar.

La famosa sentencia a la que se refieren fue en base a la Constitución que existía en 2005.

En esa Constitución, los partidos políticos ni se mencionaban, y en la Constitución actual sí se mencionan y muchas veces. La actual les da más importancia a los partidos y la anterior ni los mencionaban.

Hay quienes dicen que los partidos son entidades privadas, asociaciones que solo deben responder a sus miembros y por lo tanto el Congreso no puede meterse en el tipo de primarias, porque eso debe ser un asunto interno. 


-->
En primer lugar, algunos de los que dicen eso, aceptan que en la ley de partidos se les ponga una cuota de candidaturas para las mujeres. Aceptan que los partidos rindan cuenta por el dinero público que reciben. Eso quiere decir, que efectivamente, se pueden reglamentar a los partidos.

Hay quienes promueven que a los partidos se les coloquen límites a la hora de gastar dinero en los procesos electorales, como efectivamente se les colocó.

El hecho de que haya acuerdo en la necesidad de una ley que regule los partidos significa que todos aceptamos que el Congreso tiene potestad de legislar también sobre el tipo de primarias que deben realizar los partidos.

Pero si esto fuera poco, el Tribunal Constitucional (TC), en la sentencia 0192/15, dice que “los partidos políticos son entes públicos” y en la sentencia 0531/15 agrega que “de naturaleza no estatal con base asociativa”. Como entes públicos pueden ser sujetos de regulación.

Desde cualquier punto de vista, el Congreso puede reglamentar la vida interna de los partidos y las primarias abiertas ayudan  a que sean más democráticos y transparentes nuestros partidos.

Ramón Tejada Holguín
Podcast por la Súper7fm
8 octubre 2018