De como se desdice la gente, así tan tranquilamente, y pone números a cosas muy serias al ojímetro por ciento

El 25 de abril de 2018, el presidente de la Junta Central Electoral, dijo que el costo de organizar las primarias de los partidos era de 5 mil 682 millones de pesos.


En diversas intervenciones públicas y en mi Blog, llamado “Desde el país de Alicia”, hice los cálculos del costo de procesos electorales previos, demostrando que era imposible que organizar primarias simultáneas tuvieran un costo mayor a lo que, según la propia Junta Central Electoral, había costado, por ejemplo, el proceso de votación de 2016.

La Junta Central Electoral debe ser un garante del cumplimiento de las normas electoral y debe hacerlo con eficiencia, pero dando número al ojímetro porciento no ayuda en nada a la institucionalización de las primarias.

Sostuve que: “si durante todo un año electoral la Junta Central Electoral gasta en el proceso 3 mil 100 millones de pesos, ¿cómo puede ser que organizar unas primarias cuesten casi el doble que el proceso de todo el año electoral?”.

En aquel momento algunos analistas y comentaristas de radio, televisión y medios escritos también vieron la cifra exagera, y entendieron que el Presidente la Junta Central Electoral estaba contra las primarias en los partidos, comprometiendo con esa actitud la necesaria imparcialidad de la Junta Central Electoral en el debate que se efectuaba en ese momento.

El sector que se oponía con uñas y dientes a las primarias abiertas, utilizó la exagerada cifra para decir que las primarias constituían un costo muy alto para el país. Así lo hicieron algunos comentaristas y activistas políticos que participan en programas radiales, televisión y prensa escrita.

Sin embargo, la opción de realizar primarias fue consignada en la Ley de partidos políticos, así que, no hay de otra, deben ser organizadas por la Junta Central Electoral.

Esta semana el Presidente de la Junta Central Electoral, sostuvo que el costo de organizar las primarias es de mil 449 millones, o sea 4 veces menos que lo que dijo en abril de 2018 y que repitió en julio del mismo año.

Sí, el presidente de la Junta Central Electoral ahora sostiene que el costo de las primarias es el 25 % de los 5 mil 682 millones de pesos.

No sé si esta cifra se estableció al ojímetro por ciento, como se hizo con la cifra anterior, o se ofrecieron los detalles de en qué se gastaría esa cantidad de dinero.

Es importante que los partidos que terciarán en el proceso, las organizaciones de observación electoral y la prensa que desea informar con veracidad le pidan a la Junta Central Electoral que elaboren un presupuesto claro en donde se pueda establecer en qué se gastaría cada centavo, ya que todavía la cifra me parece muy alta.

Organizar un proceso electoral es mucho más complejo y dura mucho más tiempo y de hecho en las primarias simultáneas el único papel de la JCE es organizar la logística el día de las votaciones, o sea tener listo el padrón y supervisar las votaciones de ese día.

Las precampañas, las campañas para que la gente se motive y vote e incluso el personal que trabajaría en las mesas de los partidos debe correr por cuentas de ellos mismos. No hay nada que justifique una cantidad de dinero tan alta.

Si el presidente de la JCE quiere incluir en ese costo los instrumentos y equipos que usará en las elecciones debe costearlo la propia JCE porque para eso se le dará el dinero.



Para colmo, el Presidente de la Junta Central Electoral dijo que  de los mil 449 millones, los partidos pondrían 200 millones, y el resto lo pagará, lean con atención, “el Gobierno Dominicano”.

Hasta donde sé la Junta Central Electoral no tiene facultad para decidir sobre el presupuesto de la nación.

Por eso el Ministro de Haciendo dijo claramente que el gobierno no asumirá ningún porcentaje del costo de las primarias. Posición que es correcta, puesto que el artículo 47 de la Ley de partidos es muy claro.

“Artículo 47.- Apropiación de fondos para las primarias. Los recursos para organizar el proceso de las elecciones primarias de los partidos, agrupaciones y movimientos políticos para elegir los candidatos a los distintos cargos de elección popular en las elecciones ordinarias serán deducidos, previo acuerdo con las organizaciones políticas, del aporte económico que proporciona el Estado a los partidos, independientemente de los aportes de la Junta Central Electoral en naturaleza y logística.”

De manera que la sugerencia de que el gobierno pague el 80 % del costo de las primarias es sencillamente un llamado a violar la Ley de Partidos Políticos, y una forma de la JCE incumplir con el mandato de la Ley de Partidos Políticos.

Como dije la Junta Central Electoral debe ser un garante del cumplimiento de las normas electoral y debe hacerlo con eficiencia, por lo que dando número al ojímetro porciento no ayuda en nada a la institucionalización de las primarias, como institución que debe ser el pilar de la democracia y del respeto a todas las normas electorales, comete un grave error al sugerir que se viole el articulo 47 de la ley de partidos políticos.

Esto resulta más preocupantes, cuando vemos que activistas y comentaristas que han adversado como gatos panzas arribas a las primarias simultáneas, salen inmediatamente a tergiversar los hechos y a querer usar lo dicho por el Presidente de la Junta Central Electoral para usar como arma política contra sus adversarios internos, incluso tratando de denunciar el contenido de una ley consensuada y que debe ser cumplida.

Los organismos electorales en todas partes del mundo dedican su tiempo a la organización de los procesos que les corresponden, haciéndolo con eficiencia, eficacia y prontitud, y rara vez se les observa ofreciendo declaraciones a cada rato o apoyando posiciones de grupos específicos, o viajando a todos los rincones del mundo.

Ramón Tejada Holguín
11 febrero 2019.
Podcast que se transmite por la @super7fm
Los lunes 8 de la mañana; 3 de la tarde y 8 de la noche

Solo unos cuantos indicadores de mejora, según organismos internacionales


Más de un periodista de esos que parecen más activistas sociales que periodistas o comunicadores, salen diciendo: “los organismos internacionales dicen que somos el país que estamos peor en el mundo entero, en todos los índices: pobreza, en educación, en salud, en alimentación,…”, pero no ofrecen ningún tipo de pruebas.
Quiero hoy conversar sobre algunos informes, por ejemplo, el informe anual de seguimiento y monitoreo del IDEC, un informe sobre educación, que dice que, sobre la exclusión efectiva, el informe resalta que el sistema educativo de la República Dominicana ha mejorado de manera significativa en los últimos años. El acceso al nivel primario ha sido casi universalizado, la matricula de los estudiantes que tienen entre 5 y 14 años creció en un 12% entre los años 2005 y 2015, con pico de 17% para los niños y niñas de cinco años, y 16% para los jóvenes de 12 a 14 años.
En el 2007, en diciembre, República Dominicana quedó como el país en la zona del Caribe y Centroamérica que mejor paga a sus maestros y profesores, y uno de los países del mundo que mayor esfuerzo hace para retribuirles, aunque se mide el salario docente por el PIB per cápita.
Otro gran paso ha sido la transparencia del sector educativo, propiciando el ascenso por méritos y competencias, con el fin de garantizar la calidad en el sistema de educación.
 También tenemos que en mayo del 2017 a mayo del 2018, la inversión para la compra de alimentos en el pasado período escolar ascendió a unos 17 mil millones de pesos, y la cobertura en jornada escolar extendida supera el millón  de raciones diarias de almuerzo, 1.7  de millones de desayuno escolar y 1 millón  de meriendas que se sirven en más de 6,253 mil centros.
Se estima que en el año escolar 2018-2019, los alumnos de las escuelas públicas consumirán más de 3.9 millones de raciones diarias de alimentos, que incluyen desayuno, almuerzo y merienda escolar. Ya ustedes se imaginan el impacto que esto tiene en la alimentación de las personas y en la reducción del hambre, y de la desnutrición obviamente.
En las escuelas de Jornada Extendida ha habido un crecimiento de la tasa abandono estudiantil en 3.91 puntos porcentuales, al pasar de un promedio de 6.22 % de personas que abandonaban en el período 2011-2012, a 2.31 % en el año escolar 2015-2016. La gente no está abandonando las escuelas.
 En el 2018, actualmente, unos 42 municipios fueron declarados libres de analfabetismo. El Plan Nacional de Alfabetización Quisqueya Aprende Contigo ha alfabetizado 572 mil personas. Si estas no son buenas informaciones, si esto no evidencia que el país está mejorando, yo me pregunto, ¿qué lo evidencia?.
Veamos el apoyo a la infancia. En el 2018 República Dominicana ha bajado los niveles de explotación laboral infantil, que en 2009 rondaban los 400,000 niños, gracias a diversos programas sociales que ha puesto en marcha por el Gobierno, como la implementación, precisamente, de la Jornada Escolar Extendida, las estancias infantiles, y la creación de empleos que ayudan a las familias, y estamos dándoles soportes a los niños a temprana edad. ¿De dónde sale eso? Esa información sale de Unicef, un organismo de las Naciones Unidas.
En el 2018 también se han firmado también diversos convenios interinstitucionales  encaminados a fortalecer la protección a la niñez, como es el plan de trabajo acordado por la Procuraduría General de la República y el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani), que incluye destinar más recursos económicos y humanos, y la elaboración de una logística para ofrecer mayor protección a los menores de edad.
República Dominicana, también en el 2018, se incorporó a  la Alianza Mundial “We Protect”, una iniciativa dirigida a la acción nacional y mundial contra la explotación sexual a menores a través de la Internet.
Hay mejoras, no somos el peor país del mundo, mis queridos activistas comunicadores, pero, veamos salud.
2018: Galardones a Hospitales. El Centro Neuro-Cardio-Oftalmológico y de Transplantes (CECANOT), por sexta vez se alzó  con el premio internacional a la excelencia de la calidad, en esta ocasión en categoría Diamante, lo máximo, en la ciudad de Frankfurt, Alemania. No pueden decir que los alemanes andan premiando cualquier cosa, digo yo.
A nivel nacional, el Hospital Pediátrico Dr. Hugo Mendoza, recibió el gran “Premio Nacional a la Calidad”, otorgado por el Ministerio de Administración Pública (MAP). También en el 2018, en Junio, actualizan el cuadro básico de medicamentos esenciales con la inclusión de 35 principios activos, lo que amplía a 797 la lista de medicamentos esenciales, garantizando la cobertura de tratamiento al 85% de las enfermedades.
También en el 2018, esta vez en Enero, se pasó de 5.8 millones de dólares que se destinaban al Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) para la adquisición de biológicos e insumos,  y se aumentó la inversión a 30.2 millones de dólares; se introdujeron tres nuevas vacunas al catálogo: la vacuna contra el rotavirus, la cual previene la diarrea grave del lactante; la de neumococo, que evita la enfermedad invasiva de la neumonía, meningitis, entre otros; y la que protege a la mujer de la infección del Virus del Papiloma Humano (VPH), causante del cáncer cervico-uterino.
También en el 2018, siguiendo con salud, esta vez en noviembre, un 76% de la población dominicana cuenta con seguro de salud, de esa cifra, el Seguro Nacional de Salud (SENASA) ostenta la afiliación del 45%, de estos, tres millones de personas están incluidas en el régimen subsidiado. Se han emitido 15 protocolos y 10 guías de atención para mejorar la calidad en la atención de servicios de salud en beneficio de las madres y recién nacidos.
Pero, ahora hablemos de alimentación, si les parece. Las personas que padecen de desnutrición se redujeron de 2.5 millones en 1990-1992 a 1.3 millones para 2014-2016. El porcentaje cayó del 34.3 % al 12.3 %, y estos son datos de la FAO, otro organismo de las Naciones Unidas. Las personas subalimentadas pasaron de 18.1%, eso fue entre  2009-2011, a 13 % entre 2012-2014, y a 2.3 % entre 2014-2016, y, entre 2016-2018 ya son 10.4 %. La mejora en ese plano es evidente.
Tengo más informaciones para demostrar que no somos el peor país del mundo, que estamos mejorando mis queridos comunicadores, pero, los siete minutos se  me acabaron hace rato.

Ramon Tejada Holguín
3 Diciembre 2018
Podcast que se transmite por la @super7fm
Los lunes 8 de la mañana; 3 de la tarde y 8 de la noche