¿Cómo va la República Dominicana en el Índice de Presupuesto Abierto (OBI) elaborado por el International Budget Partnership (IBP)?

El Índice de Presupuesto Abierto (OBI), elaborado por el International Budget Partnership (IBP), es la única medida independiente de comparación de la transparencia presupuestaria en el mundo. Se construye con 109 indicadores que se elaboran a partir de la aplicación de  la Encuesta de Presupuesto Abierto.

La encuesta utiliza criterios desarrollados por el FMI, la OCDE y la Organización Internacional de las Entidades Fiscalizadoras Superiores para medir si el Gobierno pone a disposición del público los documentos presupuestarios claves de manera oportuna, y si la información que estos contienen es exhaustiva y útil.

La Encuesta de Presupuesto Abierto evalúa tres aspectos del ciclo presupuestario en 115 países: A) la transparencia presupuestaria, entendida como la disponibilidad al público de ocho documentos presupuestarios básicos, que sean detallados y útiles. B) La posibilidad de que los ciudadanos participen en las decisiones presupuestarias. Y C) En qué medida las instituciones de auditoría o el poder legislativo vigilan eficazmente el ejercicio del presupuesto.

Desde el 2012 República Dominicana ha mejorado sustancialmente en materia de transparencia presupuestaria. En el Índice de Presupuesto Abierto 2017 República Dominicana  alcanzó un puntaje de 66 sobre 100, una mejora de 15 puntos con respecto a la evaluación de hace dos años y de 37 puntos con respecto a la del 2012.

Con esta puntuación, el país se mantiene por encima  del promedio global que es de 42. Esta mejora en el indicador de transparencia presupuestaria ha sido constante durante la actual gestión. Pasamos de una puntuación de 29 en el 2012 a 51 en el 2015, un incremento de  22 puntos.

En 2016, fuimos tomado como ejemplo internacional por el Internacional Budget Partneship (IBP) por los avances alcanzados en materia de transparencia presupuestaria con la difusión de los documentos Presupuesto Ciudadano 2015.

La mejora que ha mostrado el país en el Índice de Presupuesto Abierto es el resultado del empeño gubernamental porque exista total claridad y eficiencia en la gestión de los recursos públicos


El Presupuesto Ciudadano está formado por una Guía para conocer el Presupuesto General del Estado y su versión cómic “Conozcamos el Presupuesto: Proyecto de Ley de Presupuesto 2015”.

En el Índice presentado en 2012, República Dominicana ocupaba el lugar número 4 dentro de los 15 países que cumplían  con el mínimo de transparencia presupuestaria (países con índice entre 21-40) y alrededor del número 29 en el total de países analizados en el Índice.

La Fundación Solidaridad, una ONG con sede en Santiago de los Caballeros es la socia local del International Budget Partnership, es la responsable del levantamiento de las informaciones para la elaboración del informe sobre Presupuesto Abierto.

Desde la primera gestión gubernamental se han impulsado una serie de medidas para evitar la depredación del erario y para promover las buenas prácticas en el Estado. Muestra de eso son:

El decreto 15-17 para el Cumplimiento y Control del Gasto Público, con el que se establecen mayores controles a la hora de realizar las compras y contrataciones del Estado.

La habilitación del Portal Transaccional, que pone toda la información de los procesos de planificación, presentación de propuestas, adjudicación, compra y pago a proveedores a la vista de todo el mundo y en tiempo real.

Se han establecido 212 Oficinas de Acceso a la Información Pública (OAI) en diversas dependencias gubernamentales e instituciones que manejan fondos públicos, incluyéndose ayuntamientos. Se han conformado  las Mesas de Buenas Prácticas, constituidas por representantes públicos y por sectores de la sociedad civil, para velar por la trasparencia gubernamental.

El Gobierno ha realizado un saneamiento  en  la nómina de distintas instituciones y ha eliminado las duplicidades en las mismas.

Otros ejemplos del esfuerzo gubernamental en pro de la transparencia son las licitaciones públicas, la conformación de las comisiones de ética pública, la implementación de la Cuenta Única del Tesoro, la racionalización del gasto público y el saneamiento de nóminas en entidades del Estado.

No en balde el Gobierno español entregó un reconocimiento a República Dominicana por los avances alcanzados  en la iniciativa Gobierno Abierto, que promueve el libre acceso a la información pública.


Ramón Tejada Holguín
2 de Febrero 2018
-->

Ley de Partidos y Primarias

El país necesita reglamentar los partidos políticos y el proceso electoral, para lo que se necesita una ley de partidos y otra electoral que establezcan reglas del juego claras para el desempeño de estos.

Es cierto, ninguna ley va a resolver todos los problemas del sistema político y electoral. No hay panacea, pero las leyes son marcos que establecen comportamientos determinados para actores específicos, y esos comportamiento tienden a institucionalizarse.

En ese punto de vista, si bien la Ley de Partido no es la panacea, no es lo que va a resolver todos los problemas, es obvio que promoverá comportamientos que terminaría convirtiéndose en costumbre y mejorarán el desempeño partidario. Estemos claros que todos los sistemas o formas de elección tienen sus ventajas y desventajas.

Pensemos en las características del país y el sistema de partidos y en función de eso elijamos la herramienta que mejor que convenga al sistema. Tomemos en cuenta la realidad de los partidos políticos, no el cómo quisiéramos que fueran, sino lo que son. 


En los último 12 años no ha existido un proceso electoral interno sin trauma. 

Hablo de todos los partidos, bueno salvo los partidos personales, esos partidos de líder único como Alianza País o APD u Opción Democrática, que solo tienen un candidato y jefe partidario. 

Rápidamente pensemos en los partidos mayoritarios y veamos si tienen un equipo de personas que pueda hacer las voces de comisión electoral en la que todos los que están enfrentados en la candidatura puedan decir "depositamos mi confianza en ustedes".

¿Quiénes pueden hacer papel de juez si todos los involucrados tienen intereses y apoyan a uno de los candidatos?

Por lo que sería bueno tener un juez exterior, en este caso la Junta Central Electoral (JCE) que organizaría las primarias.

En los partidos políticos dominicanos se solapan los puestos de candidatos y los de dirigentes partidarios, es decir, carecen de un grupo de personas cuya principal labor es el funcionamiento partidario. Ideal sería que la dirección partidaria se convierte en quien dirige día a día la cotidianidad del partido y pueda servir como un tercero que puede convocar a los demás. Pero, los últimos 12 años demuestran que eso no ha sido posible.

Es un hecho objetivo que en nuestro país ninguno de los partidos tienen la capacidad para organizar un proceso electoral sin trauma. La opción de primarias abiertas y simultáneas, o sea, realizada el mismo día, en el mismo horario y con el padrón de la JCE es la mejor en el contexto de la situación actual del sistema de partidos políticos dominicanos.

No digo que la opción de primarias abiertas y simultáneas es la mejor forma en sentido general, sostengo que es la mejor para la República Dominicana en el contexto actual.

El contexto se caracteriza por: a) incapacidad sistemática de organizar elecciones internas, b) distanciamiento de los partidos de sus bases y anquilosamiento de las direcciones, c) ausencia de circulación de las élites partidarias, d) Mecanismo rígidos para llegar a los puestos de dirección y a las candidaturas. Estas situaciones y otras, provocan cierto distanciamiento entre los partidos y la sociedad en general.

Las primarias abiertas y simultáneas ayudaría a que la ciudadanía se sienta mejor representada por los partidos. Estoy convencido que se lograría un fortalecimiento en los partidos políticos.

En cuanto a lo monetario, es imposible que un proceso de esta naturaleza tenga un costo mayor que las elecciones nacionales. Argentina tiene primarias abiertas y no hay evidencias de que tengan un costo mayor, además, una proporción importante del dinero para organizar las primarias puede salir de la cuota de los partidos. A estos en años electorales se les asigna el 0.5% de los ingresos nacionales, una proporción de eso puede usarse para financiar las primarias abiertas y simultáneas.

Ver la conversación completa en el enlace: