Mi buen amigo Pancho me cita en televisión, radio y un artículo. Le doy las gracias y lo cito en mi Blog


Francisco Álvarez Valdez, Pancho, sostiene que como describo que podría realizarse el voto en unas primarias organizadas por la JCE, con el padrón de la JCE y simultáneas, se estaría "vulnerando la norma constitucional" del voto secreto, "pues el bien jurídico protegido es la libertad del voto".

Debemos hacer un rodeo, para entender bien este asunto.

La Constitución de la República en su articulo 208 dice: "Ejercicio del sufragio. Es un derecho y un deber de ciudadanas y ciudadanos el ejercicio del sufragio para elegir a las autoridades de gobierno y para participar en referendos. El voto es personal, libre, directo y secreto. Nadie puede ser obligado o coaccionado, bajo ningún pretexto, en el ejercicio de su derecho al sufragio ni a revelar su voto."

Mi amigo Pancho reconoce que ese artículo de la Constitución se refiere muy claramente a "sufragio para elegir a las autoridades de gobierno y para participar en referendos". Pero, según él si una persona entra a un recinto de votación dónde se celebrarán las primarias de varios partidos, y pide votar en las primarias de uno de esos partidos se estaría  "vulnerando la norma constitucional".

Es un argumento un poco difícil de asumir, es como decir, sé que esto se refiere a aquello, pero esto es lo que yo creo. Desconcertante, ¿verdad?

Estos argumentos se caen por su propio peso. La Constitución es más clara que el agua purificada, se refiere al "voto para elegir autoridades del gobierno". Además, nadie sabe por quién va a votar la persona en las primarias, se sabe que votará en la boleta de un partido, no por quién votará. Así que lo secreto del voto se mantiene. No hay voto por partido en las primarias.

Si mi buen hermano Pancho tuviera razón, los noticiarios estarían violando la Constitución, cuando en televisión presentan a las personas haciendo filas para votar en las primarias cerradas de un partido. Están mostrando que son votantes de ese partido. Todo mundo está viendo que esas personas están haciendo filas para votar en las primarias de ese partido.

En una conversación interesante que sostuvimos por twitter, mi hermano Pancho, me dice: "Si soy apartidista, tengo derecho a que no se sepa por cuál partido estoy votando". Pancho, hermano, eso va en contra de la filosofía de las primarias y de lo que se busca con las primarias. Si eres apartidista, debes dejar que quienes no tengan inconvenientes en ser votantes de un partido sean los que vayan a votar por las candidaturas de ese partido. Disfruta la playa o ponte de observador electoral, pero como apartidista no pretendas votar en las primarias de un partido, ¿me entiendes? Es un oxímoron decir que un apartidista vota en las primarias de un partido

En las ciencias políticas las primarias se definen como una elección en la cual los simpatizantes y votantes seleccionan al candidato o candidata que el partido presentará a una elección posterior. Como vemos considerar que unas primarias abiertas violan la norma constitucional del voto secreto para elegir autoridades del gobierno y para participar en referendos es inaplicable al caso de primarias.

En el transcurso del debate, mi buen amigo Pancho, sostuvo que, bueno, quizás no viola la norma constitucional, pero que viola el artículo 42 del proyecto de Ley de partido que fue aprobado en el Senado.

Parece que mi amigo Pancho anda en busca de argumentos para oponerse a raja tabla a las primarias simultáneas, organizadas por la JCE y con el padrón de esta. Está en su derecho de aferrarse a cualquier idea para oponerse. Lo malo es que tampoco en este caso tiene razón.

Presten atención al artículo 42 del Proyecto de Ley aprobado en el Senado:

Artículo 42.- Organización de primarias.  Todos los partidos políticos, agrupaciones y movimientos políticos procederán en forma obligatoria a seleccionar sus candidatos a cargos de elección popular, mediante elecciones primarias abiertas, y simultáneas, en todo el territorio nacional, en un solo acto electivo, con voto secreto”.

Noten que en él se desea preservar el voto secreto por los candidatos y candidatas a las candidaturas, no se trata de preservar en cuál boleta, de cuál partido usted votará. No dice que no se debe saber en cuál boleta votará el votante, mi hermano Pancho, se dice que el voto es secreto, y el voto no será por partido, sino por los candidatos a las candidaturas dentro de los partidos

A mi amigo Pancho y a mí nos hermanan el haber sido observadores electorales y ambos en algún momento haber dirigido Participación Ciudadana. Por eso me sorprende que me haya dicho que: "Si soy apartidista, tengo derecho a que no se sepa por cuál partido estoy votando". 

No, querido, si eres apartidista y además observador electoral no tienes nada que buscar en unas primarias, esas cosas son para los partidistas y los que tienen preferencias electorales.

Tú elegiste ser observador y conservar tu apartidismo, así que espera que cada partido elija sus candidaturas, y luego haz uso de tu derecho al voto secreto.

En las primarias, podrías ser buen observador y solo observador, que las primarias son cosas para partidistas.

-->
Ramón Tejada Holguín
Miércoles 2 de mayo de 2018


--> -->

¿2 mil 582 millones de pesos más?

El año 2016 fue un año electoral, el presupuesto de la Junta Central Electoral (JCE) fue de 7 mil 760 millones 900 mil pesos. Ese dinero lo debía invertir la JCE en todo el año, en sus actividades normales del registro civil, en el pago de todo el personal de toda la JCE durante el año 2016, también debía organizar un proceso electoral que incluía tres niveles electorales (presidenciales, congresuales y municipales).

Según declaraciones a la prensa de la propia JCE en ese 2016, de esos 7 mil 760 millones 900 mil pesos, cerca de 3 mil 100 millones de pesos fueron dedicados a la organización del proceso electoral. 

Es obvio que debía destinar una partida a promover la participación de la gente en el proceso electoral, localizar y capacitar a las personas que trabajarían en las mesas electorales, imprimir las boletas de los tres niveles de elecciones con los más de 20 partidos participantes, organizar la logística del día de las elecciones, entre otras muchas actividades extraordinarias. Según la prensa para eso se le dio 3 mil 100 millones de pesos. 

Ayer, lunes 25 de abril de 2018, el presidente de la JCE dijo que organizar unas primarias simultáneas tenía un costo de 5 mil 682 millones de pesos. Quedé estupefacto. 

Si durante todo un año electoral la JCE gasta en el proceso electoral 3 mil 100 millones de pesos, cómo puede ser que organizar unas primarias cuesten casi el doble que el proceso de todo el año. Sí, según el Presidente de la JCE organizar las primarias simultáneas de los partidos cuesta 2 mil 582 millones de pesos más que organizar las elecciones de 2016.

Eso es imposible, organizar un proceso electoral es mucho más complejo y dura mucho más tiempo y de hecho en las primarias simultáneas el único papel de la JCE es organizar el día de la votación, tener listo el padrón y supervisar las votaciones de ese día. Las precampañas, las campañas para que la gente se motive y vote e incluso el personal que trabajaría en las mesas de los partidos corre por cuentas de ellos mismos.Esas cuentas no cuadran, señor presidente de la JCE. 

Por lógica organizar las primarias simultáneas debe costar menos de un cuarto de lo que cuesta el proceso electoral

Ramón Tejada Holguín
26 abril 2018


.Pinche aquí para leer la nota de la JCE en 2016

Pinche aquí para leer las declaraciones del presidente de la JCE el 25 de abril de 2018

No, la ENI-2017 no documenta apatridia ni fracaso del PRNE


-->
Es totalmente falso que la ENI-2017 haya documentado la apatridia, esa no es más que una interpretación que va más allá de los datos de la encuesta, tampoco la ENI-2017 ha demostrado el fracaso del PNRE.

Pobre ENI, la tienen como la arepa. Unos la niegan y otros la usan para justificar criticas sin bases a la política migratoria.

En primer lugar en los datos suministrados en el informe preliminar de la ENI-2017 se establece que hay 253 mil 255 hijos o de ambos padres o uno de los padres de origen haitiano.


Los datos de la encuesta publicados no dicen si tienen o no actas de nacimientos, o cualquier documento sea del país de origen de sus padres o del país de residencia.

Hay que notar que muchos de esos hijos e hijas pueden tener "sus papeles", debido a diversos programas que se han llevado a cabo.

En segundo lugar si uno de los padres es dominicano le corresponde la nacionalidad de manera automática, por lo tanto no sería apátrida, porque ese padre o madre puede haberlo declararlo.

En tercer lugar si ambos padres son haitianos, y al menos uno está regularizado (o sea tiene papeles) pueden declarar a sus hijos.

Finalmente en ninguna parte del informe preliminar de la ENI-2017 que se dio a conocer se establece que esas personas no tienen documentos o se les haya negado.

Así que en la ENI-2017 no se documenta apatridia, eso es una interpretación y esa interpretación, sin base en los datos, es muy discutible, pero muy discutible. Además es una interpretación, que se iguala a salir a decir que los datos dicen algo que no dicen, una interpretación que no le hace un favor a una encuesta de esa magnitud y elaborada con tanto rigor técnico.

Ramón Tejada Holguín
23 abril 2018

La Encuesta Nacional de Inmigrantes 2017: Aspectos Básicos

La Segunda Encuesta Nacional de Inmigrantes, cuyo trabajo de campo se realizó en 2017 (ENI-2017) es un estudio probabilístico para medir la inmigración

La primera ENI se realizó en el 2012, con la misma metodología por lo que sus datos son comparables.

Ambas fueron realizadas por la Oficina Nacional de Estadística (ONE) con el acompañamiento técnico del Fondo de las Naciones Unidas para actividades de Población (FNUAP), la Unión Europea (UE), y el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo.

La medición de las migraciones se hizo usando tomando en cuenta lo que se llama “segmentos compactos”. El Censo Nacional del 2010, dividió al país en 39 mil 197 segmentos, o Unidades Primarias de Muestreo (UPM).

De esas 39 mil 197 UPM se eligieron 919  de manera probabilística, cada segmentos fue “peinado de arriba a abajo”, es decir se visitaron todas las viviendas, comercios, granjas, construcciones, plantaciones, y cualquier habitáculos que estuviera dentro del segmento.  Se visitaron más de 73 mil habitáculos, en el periodo comprendido entre agosto y octubre del 2017. En este proceso se recolectaron informaciones de 223 mil 528 personas, de las cuales se identificaron 24 mil 547 inmigrantes y descendientes de inmigrantes.



Comparando los datos de la ENI 2012 y la ENI-2017 el porcentaje de la población inmigrante ha permanecido estable desde el 2012. En efecto, el porcentaje de inmigrantes era 5.4% en 2012 y en el 2017 era de 5.6%, para un aumento de apenas 0.2 puntos porcentuales.

Un crecimiento de 0.2 puntos porcentuales es una cifra no significativa estadísticamente hablando, pero eso se sostiene que la población inmigrante en el país se mantiene estable.

Si bien la población global de inmigrante se mantiene estable. Se observaron cambios importante en cuanto al país de origen de los inmigrantes, los nacidos en algunos países decrecieron (como los nacidos en los diversos países de Norteamérica) y los nacidos en otros países aumentaron. La población que más ha aumentado es la venezolana, con un incremento de un 653% con respecto al 2012, un aumento de 22 mil 438 inmigrantes nacidos en Venezuela.

Se identificaron 17 zonas geográficas de donde originan nuestros inmigrantes, siendo el grupo de mayor población y la segunda en mayor aumento, la nacida en Haití. Esta presentó un aumento de 8.6% con respecto al 2012, es decir, 39 mil 592 personas.

Actualmente la población de origen haitiano es de 497 mil 825 personas, de las cuales el 76% se encuentra en edad productiva con una tasa de ocupación de 88.6 % en hombres y 41.7% en mujeres. El total de población inmigrante nacida en el extranjero que reside en el país es de 570 mil 933.

Una de las razones por la que el porcentaje de inmigrantes se mantiene estable, es por la labores que ha estado llevandoa cabo el Gobierno Central en materia de migración; basado en el respeto a nuestras leyes y a la normativa internacional.

 Ley de Migración, fue promulgada en 2004, su reglamento de aplicación fue elaborado en el primero mandato de Medina en 2013, periodo a partir del cual los números de deportaciones, devoluciones y no admisiones han aumentado; pero siempre se ha realizado apegado a los derechos humanos. En los últimos tres años, 125 mil 398 haitianos han sido deportados, más de 66 mil 432 no han sido admitidos y 96 mil 292 han retornado de manera voluntaria, como resultado del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, el cual ya finalizó.

He estado dando a conocer los resultados de esta encuesta, gente que inventan cifras sin argumentos técnicos y al ojimetro por ciento, que anda cuantificando la inmigración a diestra y siniestra sin rigor y basado en el prejuicio y el odio, andan depotricando contra mí. Lo cierto es que su agresividad es porque su ojimetro por ciento solo busca la vigencia que no tiene su grupúsculo político y cada vez es más “claro” que siembran odio para cosechar apoyo, recurren sin miedo y rubor a la tergiversación y la mentira.

Ramón Tejada Holguín
17 Abril de 2018